miércoles, 25 de abril de 2007

La barbarie literaria



REINAUGURACIÓN

                 Vine a reconocerme aquí,
en altos ramajes del poema,
en letras dispersas sobre páginas blancas,
en raíces del álamo a la ribera del verso.

Aquí reencontré mi origen de dioses vivos,
en cadenas sudorosas de la euritmia,
en espejos profundos de figuras libertarias,
en rayos de metáforas alucinantes.

Aquí, vine a reinaugurarme aquí.



LETRAS

El poeta suda letras,
huele a letras,
come letras,
se ducha por las mañanas con letras.

El poeta escupe letras,
duerme sobre letras,
eyacula letras,
se orgasma en laderas eróticas de letras.

Cuando muere el poeta, se lo comen las letras;
sólo queda una osamenta que fertiliza a la tierra.



ORIGEN

El regocijo del poeta
se confunde con el llanto del poema.
(Yo soy el origen.)

Llega al mundo la luz del experimento,
curva drástica de la experiencia,
(No veas más allá porque no existe más allá.)
mentira,
ficción del entorno,
fantasías aleteando en la conciencia,
                                 (Soy el orgasmo literario.)
la voz orgásmica de la verdad
—prueba fehaciente del yo interior.



PAISAJE ÁRIDO

Mi voz es quebrantamiento, cansancio.
Soy el hijo bastardo de las bellas letras.

Pero mis bellas letras
ni letras
ni bellas.

Por lo tanto no soy hijo bastardo
ni tengo cansancio
ni quebrantamiento
ni voz.



BÚSQUEDA

Los pájaros bajan a la charca
para beber agua en tierra de naufragios.

La lluvia sucumbe a la fuerza del sol
y continúa el ciclo interminable.

Los pájaros vuelan hacia nuevos horizontes;
sólo quedan trinos dando tumbos en el monte.



PÁJAROS

Treinta y ocho pájaros en la parvada
se posan en conciencia de sauces,
en palabras tangibles de ébanos.

Treinta y ocho trinos en mitad del camino
después de conocer zarzas,
después de sortear frondas y arbustos.

No son aves de rapiña ni de mal agüero;
más bien pájaros que semejan liras alígeras.



POESÍA Y ORGASMO

Las letras me corren por las venas,
el verso el verso el verso las letras el verso.

Soy el constructor de la barbarie literaria
en bosques que me hinchan los pulmones,
destructor de mundos increados
en una guerra entre policías y ladrones.

Las palabras se me enredan en los testículos,
serpientes deseosas de morder el fruto.

Las ideas son semen saliendo con furia
hasta encontrar el óvulo exquisito de la poesía.

La poesía habita la poesía quema la poesía arde
en paredes dúctiles de sentimiento y experiencia,
dualidad indivisible que pernocta en la memoria,
defragmentación de alas dispersas.

La poesía es aliento de vida que succiona mi vida,
consumación catártica de ebullición y orgasmo.

De Defragmentación Poética (2007)