domingo, 23 de diciembre de 2007

El abandono



("Atardecer con puente", Ramiro Rodríguez)


Ardor que toca los cinco sentidos,
sentir que vibran abstractos ardores;
incendio impenetrable en los rigores,
rigores desatados y encendidos.

De olas furiosas estallan sonidos,
furia insolente de regios colores;
suenan cohetes de afables fulgores,
luces que ciegan en mil estallidos.

Cuando renacen serenos momentos,
el tiempo denuncia un espacio manso,
instantes caminan lentos, muy lentos.

Transporte sutil que llega al remanso,
suave cansancio después de los vientos
o tal vez los vientos tras el descanso.


De Desierto azul (2005)