viernes, 9 de enero de 2009

Quiero escribir... César Vallejo

Cuando leí Quiero escribir pero me sale espuma (1997) del mexicano Gustavo Sainz me pareció muy apropiado el título en ciertos momentos de mi actividad como creador literario. Algunas ocasiones siento que me sale espuma al tratar de crear un cuento o un poema, inclusive, después de terminada la creación de algún texto. El humorismo del título de la novela de Sainz me ha acompañado durante algunos años, pensando que el ingenio del escritor fue muy preciso para traducir el momento en que lo que escribimos pudiera ser nonsense o, de plano, nada.

Leyendo Poemas humanos (1939) del peruano César Vallejo, descubro que aquella frase es el primer verso del soneto “Intensidad y altura”. Al leerlo, regreso al libro de Sainz para buscar algún epígrafe que me indique que el escritor mexicano le reconoce la frase al autor peruano. Y nada. Hay un epígrafe en el libro de Sainz, pero nada que tenga que ver con Vallejo.

La novela de Sainz es excepcional. Sin embargo, me hubiera gustado que el mexicano reconociera en Vallejo la creación de tal frase, palabras llenas de sarcasmo que dibujan una sonrisa en mi rostro cuando la recuerdo.


INTENSIDAD Y ALTURA

Quiero escribir, pero me sale espuma,
quiero decir muchísimo y me atollo;
no hay cifra hablada que no sea suma,
no hay pirámide escrita, sin cogollo.

Quiero escribir, pero me siento puma;
quiero laurearme, pero me encebollo.
No hay toz hablada, que no llegue a bruma,
no hay dios ni hijo de dios, sin desarrollo.

Vámonos, pues, por eso, a comer yerba,
carne de llanto, fruta de gemido,
nuestra alma melancólica en conserva.

Vámonos! Vámonos! Estoy herido;
vámonos a beber lo ya bebido,
vámonos, cuervo, a fecundar tu cuerva.


De Poemas humanos (1939)

Imagen de Sainz: gustavosainz.com
Imagen de Vallejo: wikipedia

7 comentarios:

  1. Bonito es esto de ir descrubriendo las relaciones entre los escritores, especialmente cuando ellos las dejan sólo insinuadas. Tema fundamental, por lo demás este de la espuma que le sale al poeta en vez de voz. Me pregunto si esa espuma tiene que ver con la ira.

    ResponderEliminar
  2. Yo relaciono la imagen de la espuma con la increatividad que nos acorrala en ocasiones, con aquel momento en que nos esforzamos por escribir alguna línea, pero que no sale ni una sola palabra. Por otra parte, la espuma también puede ser aquellas palabras sin sentido o el resultado que no satisface tu plan original.

    Gracias por tus comentarios, Santiago.

    Ramiro.

    ResponderEliminar
  3. ... y el poema de vallejo, a su vez está emparentado con uno de Lope:

    Quiero escribir, y el llanto no me deja,
    pruebo a llorar, y no descanso tanto,
    vuelvo a tomar la pluma, y vuelve el llanto,
    todo me impide el bien, todo me aqueja.

    Si el llanto dura, el alma se me queja,
    si el escribir, mis ojos, y si en tanto
    por muerte o por consuelo me levanto,
    de entrambos la esperanza se me aleja.

    Ve blanco al fin, papel, y a quien penetra
    el centro deste pecho que enciende
    le di (si en tanto bien pudieres verte),

    que haga de mis lágrimas la letra,
    pues ya que no lo siente, bien entiende,
    que cuanto escribo y lloro, todo es muerte.

    ResponderEliminar
  4. alguien sabe que significa el cuervo?

    ResponderEliminar
  5. El cuervo es símbolo para los judíos de confesión y penitencia.

    En el simbolismo cristiano se considera al cuervo como una representación de la soledad.

    Para el pueblo son padres sin sentimientos (que no se ocupan de su progenie). Es de hábitos solitarios. Simbolizan el individualismo escogido deliberadamente. En la tradición cristiana, al descreído o hereje.

    Por su color, su graznido y su impertinencia, muchos pueblos orientales y occidentales lo consideran mensajero de las desgracias, anunciador de enfermedades, guerras y muertes.

    En el contexto del poema de Vallejo, el cuervo podría simbolizar la soledad del individuo. Se le invita al ave a que salga hacia el exterior para deshacerse de la soledad y la inmersión.

    ResponderEliminar
  6. este poema me lo aprendi en el cole lo tuve q recitar es chevere y hoy me acorde de aquel momento..:)

    ResponderEliminar
  7. Ya metieron al los judíos en la danza. Su presencia en la literatura hispanoamericana es nula. Si buscan interculturalidad bastan los griegos y los romanos o un poemita de Poe que seguro leyó Vallejo. El símbolo es de muerte y/o podredumbre.

    ResponderEliminar