lunes, 16 de marzo de 2009

Madre, yo te amo más...



Madre, te amo más a través del tiempo
aunque contemples paisajes distintos.
Con mis párpados te amo y con mi boca,
con mis plegarias blancas y mis hijos.

Habitas desde siempre y para siempre
en mis voces, mis sueños, mis silencios,
cada instante en el claro de mis ojos:
entre mares, tierra, entre arena y viento.

Estaré entre tus alas majestuosas,
en islas pobladas de lluvia y canto:
serás, entre deidades, una diosa.

El reencuentro vendrá algún domingo.
Serás quien fuiste y yo seré quien fui:
—Serás mi madre, yo seré tu hijo.

2 comentarios:

  1. Excelente obra. Irradia ese flujo inacabable de sentires que el tiempo reubica y perspectiva y que el individuo fija con una exhalación cumplida.

    Te felicito,

    j.a.

    ResponderEliminar