lunes, 29 de noviembre de 2010

Gaviotas en Playa Bagdad


Cuando comento que la playa es mejor en el invierno, la gente me mira como tratando de recapitular mis palabras, de darse cuenta si escucharon bien o si sólo quise pasarme de listo con mi comentario. Desde luego, no hablo de bañarme en pleno viento del norte. Me gusta caminar por la orilla, bien abrigado, con una taza de café. En el invierno, playa Bagdad está sola. Y en esa soledad la playa toma otra dimensión. Esta práctica se ha extendido ya por varios años, desde que descubrí que la soledad también nos beneficia de vez en cuando. A mi hermana Leticia y a mi sobrina Alejandra también les gusta la playa en el invierno. A Gloria, a mis muchachos.


Este video fue tomado hace un par de años, durante una de esas caminatas que se antojan en el invierno. Es un espectáculo extraordinario ver a las gaviotas y los pelícanos revoloteando, tratando de conseguir el alimento, llenando de sonidos el ambiente y los túneles del oído. Me gusta playa Bagdad, más que la Isla del Padre, u otras playas. Es la playa de mi niñez. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario