domingo, 19 de junio de 2011

Hombre sencillo


Mi padre es un hombre sencillo.

Sus brazos hablan del ritual de la tierra,
resguardan sus ojos el sol de septiembre.
La humedad del agua inunda su mirada,
el color del polvo se extiende en su rostro
como un poema de Nezahualcóyotl.

Mi padre comenta que las cosas son ásperas,
señala que los caminos son inhóspitos.
Dice que la lluvia es fría en el temblor del invierno,
pronuncia palabras sin adornos ni retórica.

Árboles que callan a la llegada del sueño.

Mi padre se funde con el canto de la tierra,
se desentumece la geometría del oriente.
Llega de las montañas que encierran el viento,
se pierde por las tardes en brazos de mi madre:
se abren las alas de las aves sin tiempo.

Mi padre es un hombre sencillo.

De El ritual de la tierra (ALJA, 2012)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario