domingo, 6 de noviembre de 2011

La imagen de la no-metáfora


Las voces de principios del siglo XX se escuchan como murmullos lejanos, como bisbiseos desbocados, por el pasillo principal del ITEC Center en Brownsville, Texas. Alrededor de cien imágenes del Archivo Casasola son tatuajes temporales en las paredes del edificio de la Universidad de Texas en Brownsville. Ahí están las oficinas del Consulado de México en Brownsville, dirigidas por el Sr. Cónsul Rodolfo Quilantán Arenas, quien se dio al trabajo de organizar la exhibición parcial del acervo fotográfico de Agustín Víctor Casasola (1874-1938), uno de los fotógrafos documentalistas más importantes que ha dado México.

Las voces de la Revolución Mexicana, conjunción de tonalidades en blanco y negro, convergencia de rostros memorables y otros anónimos que han logrado permanecer a través de la lente profesional del fotógrafo, imágenes donde el tiempo pareciera nunca haber existido, como si aquellas figuras jamás hubieran sido cuerpos. Y sin embargo…


Imágenes que muestran el México de la clase alta, la de los profesionistas y la gente de poder económico. El México que muestra a sus personajes destacados en la ciudad de noche. Imágenes de campesinos y soldaderas, la humildad y la sencillez del pueblo, de nadadores y rostros que hoy son recordados en las páginas perpetuas de la crónica: Francisco I Madero, Emiliano Zapata, Pancho Villa, así como personajes singulares: Diego Rivera, Julio Antonio Mella, Tina Modotti, Amado Nervo, entre otros rostros del arte y la cultura.

La exposición estará disponible durante el mes de noviembre de 2011. Si tiene la oportunidad, no la desaproveche. No es frecuente regresarnos a un pasado, tal vez que muchos no vivimos, pero del cual somos herederos. La imagen desnuda, la imagen de la no-metáfora.

Imágenes: Archivo Casasola

No hay comentarios.:

Publicar un comentario