domingo, 29 de enero de 2012

La maestra aguerrida y el maestro inexperto




                                No siempre sabe más el diablo por viejo,
                                sino que a veces es realmente un diablo…

Siempre rodeada en voces de afecto
corrige así la maestra aguerrida
—como es usual en su célebre vida—
a toda persona que habla incorrecto.

Todo concepto que aduce es correcto,
según su vasta experiencia sabida,
no cede a opinión disímil cabida
que presuma distinto a su intelecto.

Mas una vez, un imberbe inexperto
halló en su ciencia dudosa ironía
y su prestigio se dio por incierto.

Habrá el grande de asir la teoría
que el joven podría ser un experto
porque no incluye la edad garantía.

De Moros en la costa (Obra selecta 1992-2002) (ALJA, 2012)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario