sábado, 17 de marzo de 2012

El testamento iluminado


El testamento iluminado
Una mirada a Testamento de albatros, Arturo Medellín Anaya.
(Sinopsis de un ensayo)

Las imágenes relacionadas con la luz son símbolo de sabiduría, de completitud y de amor, entre muchos poetas de todos los tiempos. En Testamento de albatros (E. A., 1990), el poeta potosino, radicado desde muchos años en territorio tamaulipeco, explora las diversas connotaciones y simbolismos de la luz en su discurso poético.
Con tono elegíaco en muchos poemas —opuesto a la simbología natural de la iluminación—, el autor recurre a múltiples términos emparentados con la luz con el objeto de crear un ambiente propicio para su propuesta marina, vinculada con el mar vibrante en su interior. Es frecuente el uso de vocablos como: espejo, sol, espuma, relámpago, fulgor, blancura, luces, luminosos, incluso términos morfológicamente opuestos a la iluminación con el objeto de encontrar esa antítesis temática, y aventurarse a descubrir luminosidad dentro de la sombra: noche, negro, sombras y algunos otros vocablos de significado análogo.
            Estos elementos se funden y se confunden en el poema para entretejer un sistema de imágenes que nos lleva a observar el destello escapando de las ciento treinta y nueve páginas de este libro, muro significativo en la historia de la literatura tamaulipeca.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario