jueves, 17 de mayo de 2012

Donna Summer y la disco



Donna Summer (1948-2012) me dio momentos extraordinarios durante mi juventud. La escuchaba una y otra vez en aquellas noches espectaculares de Mr. Lee Disco, en Matamoros, Tamaulipas. De manera casi religiosa, cada fin de semana, el punto de reunión con mis amigos de preparatoria era ese mágico lugar donde ofrecían las novedades musicales más inquietantes, acompañadas de un juego de luces y sonido impresionantes.

La cantante norteamericana, por demás decirlo, de rostro hermoso y voz privilegiada, era la propuesta central de aquel lugar inolvidable. Algunos de los primeros temas que recuerdo son “Love to love you, baby” y “Try me, I know we can make it”, cuyo auge fue por 1977. Después llegarían los temas “Last dance”, “MacArthur Park” y “I feel love”, éste último de una singularidad musical sorprendente. Luego, la hermosa dama de piel oscura, ojos luminosos y boca sensual, me entregaría una colección de temas con los sonidos propios de la discoteque: “Bad girls”, “Hot stuff”, “Dim all the lights”, “Sunset people” y “Our love”. Pienso en Donna Summer y de forma invariable llegan rostros inolvidables de aquellos tiempos, mis compañeros de preparatoria: Belinda, Polo, Magali, Chuy, Benjamín, Memo, Norma Linda, entre otros. En ese tiempo, la fiebre juvenil giraba en torno a los temas de esta mujer que hacía vibrar las pistas de baile con la euforia de los dieciocho años: “On the radio” y “Walk away”. Luego sus sonidos cambiaron un poco, los instrumentos, el ritmo, pero no la efervescencia por esta cantante: “The wanderer”, “Cold love” y “Who do you think you’re fooling”. No sólo Donna Summer, sino la mayoría de los cantantes de la época, evolucionaban para entrar al ritmo pop. Luego vendría, a mi juicio, el mejor álbum de la cantante; no el mejor de su carrera, la colección que aún conservo como el obsequio más sabroso de Donna Summer. De ahí salieron los temas “Love is in control” y “State of independence”. Muchos críticos opinaban que su carrera iba en descenso, pero no para mí, que todavía a mis cuarenta y cinco escucho este álbum, desde aquel 1981. Después fueron éxitos con lapsos intermedios de silencios más prolongados: “She Works hard for the Money”, “Unconditional love”, “There goes my baby” y “This time I know it’s for real”.

Hoy 17 de mayo de 2012 muere la cantante que me acompañó tantos años, pero me queda tanta música para el resto de mis días, oscilando en mis oídos y cultivando mi memoria.

2 comentarios:

  1. en 1977 todavia no existia mr lee disco el tema "love to love you baby" se escuchaba en el travolta disco o manzana verde que estaba en la sexta y canales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado(a) visitante, no dije tal cosa. Dije que Donna me hacía recordar mi época de Mr Lee y que algunos de los primeros temas que recordaba era "Try me..."
      Gracias por la visita.
      R.

      Eliminar